sábado, 24 de junio de 2017

Pérez Tapias (PSOE): “Por la III República”.



El hombre fuerte de Pedro Sánchez en Andalucía, y me estoy refiriendo a José Antonio Pérez Tapias, participó ayer en Granada en una conferencia sobre la futurible tercera república española.

En la conferencia, participó el coordinador andaluz de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, y la diputada podemita, Ana Terrón, justamente representantes de los partidos con los que Pedro Sánchez pretende confluir y pactar para conseguir su obsesivo objetivo, que no es otro, que el de echar del poder a Mariano Rajoy y al Partido Popular.

Para el representante del PSOE, urge una alianza para acabar con la monarquía y recuperar la república. Es curioso, que los tres participantes coincidieran plenamente en sus análisis políticos e históricos.

Los tres, criticaron con dureza la Transición, y según ellos, “las concesiones sumisas de la izquierda de entonces a la economía de mercado”. Es evidente, que para ellos lo guay es el comunismo.

En otro momento, abordaron la necesidad de reconfigurar el modelo territorial español, no hace falta explicar en el sentido que lo hicieron, pues con semejante fauna nos lo suponemos.

Tapias reivindicó “una desacralización de los poderes para así llevar el concepto de soberanía a una zona laica y así eliminar la interpretación teológica de la indivisible unidad de España” una unidad, con la que evidentemente quieren acabar.

Que un representante del PSOE, íntimo colaborador de Pedro Sánchez, hable en estos términos, lo que nos dice, es lo que realmente piensa y no puede decir el líder socialista, quien cada día que pasa le da más miedo a todos aquellos ciudadanos que lo único que pretenden, es que sus gobernantes se preocupen de sus problemas, haciéndolo desde el sentido común, y no se dediquen a crear problemas que pueden complicar su futuro. 

Todo parece indicar, que Pedro Sánchez no va a escatimar esfuerzos ni va a hacerle ascos a nada ni a nadie, con tal de conseguir su enfermizo objetivo, que no es otro, que llegar a La Moncloa. Aunque somos muchos los que trataremos de impedirlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario