lunes, 17 de julio de 2017

PNV: Indecentes halagos de Rajoy.



Los elogios que acaba de verter Rajoy hacia el PNV agradeciéndole que pacte con el Gobierno, son como mínimo, un insulto a todos esos  españoles que votaron en su día al partido Popular, que lo siguen votando, o hacia todos esos españoles que se consideran constitucionalistas, gente de bien.

Cuando acaban de cumplirse veinte años del vil asesinato de Miguel Ángel Blanco y los dirigentes del PP han pronunciado emotivas palabras en su recuerdo, llega el manso de La Moncloa y nos habla de las virtudes de quienes tras el asesinato de Blanco se fueron a Estella a alinearse y pactar con ETA. Este gallego ofende al decir eso del PNV.

El PNV siempre pacta con cualquier Gobierno de España que esté en minoría para conseguir una buena tajada a cambio, para conseguir poco a poco su objetivo final, que no es otro, que el mismo de Puigdemont. Cómo un presidente del Gobierno de España puede decir esas cosas de un partido racista y separatista.

Cuando parecía que PP y PSOE se habían dado cuenta de su error, cuando parecía que habían aprendido que cediendo con los separatistas al final te encuentras con un gran problema, Rajoy, con tal de mantenerse en el poder, pues para él parece que es lo más importante, se empecina en volver a equivocarse.

En la negociación de los Presupuestos de 2018, el PNV va a poner toda la carne en el asador, ese hipotético apoyo, aparte de que nos va a costar carísimo en dinero, va a suponer toda una afrenta hacia otras CCAA, va a suponer a medio plazo grandes problemas. De todo lo que piden, la cesión de la competencia de Prisiones supondría una gran afrenta, no solo a las víctimas del terrorismo, sino a toda la sociedad española, ¿pues cuanto tiempo pasaría hasta que dejaran en libertad los peneuvistas a los asesinos etarras previo traslado a cárceles vascas?

Estamos ante una negociación bilateral propia del peor y más injusto,  de los estados, el confederal, una negociación que atenta contra la igualdad de los españoles.

El problema de Rajoy, no es que los partidos minoritarios le chantajeen para darle su apoyo en el Congreso, el problema es que encima nos quiere convencer de que lo que hace es positivo para todos nosotros y nuestra Nación, cuando eso no se lo cree ni él.

Mariano Rajoy, es un personaje que ha tenida una gran suerte de estar en la política española justamente ahora, pues en otro tiempo no habría pasado de ser un segundón. Rajoy ha tenido la gran suerte, de tener enfrente a rivales inconsistentes como Rivera, o percibidos como peligrosos por la ciudadanía, y me refiero a Sánchez e Iglesias. A este hombre le consideran la mayoría de los españoles que le dan su confianza, como el mal menor, y hasta muchos depositan la papeleta del voto tapándose la nariz.

Es muy triste que la política española esté así, mientras que el poder económico y sus medios, sobre todo TVs, sean los que decidan a quien debe votar la gente, solo habrán políticos mediocres que le den dinero a ganar a ellos, y no, políticos que gobiernen en pos del interés general.



No hay comentarios:

Publicar un comentario