sábado, 8 de julio de 2017

Sevilla: Una muy deficiente sanidad estival.



La Sanidad es uno de los servicios públicos esenciales, el más importante que presta una administración autonómica, y por lo que vemos que sucede en Sevilla y su provincia, aunque parece no tenerlo muy claro la Junta de Andalucía.

Los recortes que se están produciendo este verano en la sanidad sevillana, son un auténtico despropósito. Se han cerrado más de mil camas hospitalarias, como también, cientos de consultas de especialidades y de atención primaria. Se contrata solo el 50% de los profesionales que se necesitan, pues la “fuga de batas blancas” ya es alarmante debido a que en otras CCAA les pagan mucho más, y por supuesto, les tratan mucho mejor. La Consejería de Sanidad, por mucho que lo intente, no nos puede intentar convencer de que, por ejemplo, haya un déficit brutal de matronas y enfermeros, pues los culpables son indiscutiblemente ellos, por gestionar mal nuestra Sanidad.

En Andalucía hay una pésima gestión. Cerca de diez millones de euros dedicados a infraestructuras sanitarias consignados en los Presupuestos de 2016, no se han ejecutado, y más de mil millones se han perdido en los últimos cuatro años. Cuando la oposición pregunta en el Parlamento sobre todo esto, el oscurantismo que exhibe la Junta, es vergonzoso y muy sospechoso. Por cierto, Ciudadanos de esto, no dice ni pío, el que calla otorga.
En el Hospital Virgen del Rocío hay 632 camas cerradas este verano, en el Hospital Macarena 400, y en el Hospital de Valme, más de lo mismo. Si a esto sumamos, que de los centros de salud de la capital y de la provincia, solo abren por las tardes el 20% de ellos, entendemos que la asistencia se convierta en muy deficiente.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS), está presionando a los profesionales médicos para que este verano reduzcan drásticamente las intervenciones quirúrgicas, y que atiendan solo las urgentes, lo que conllevará, que las listas de espera quirúrgicas sean aún, en esta tierra, impropias de un país desarrollado.

Si esto ocurre en Sevilla, en la capital de Andalucía, no me puedo ni imaginar lo que estará ocurriendo en otras provincias, como por ejemplo, en la maltratada Almería.



No hay comentarios:

Publicar un comentario