viernes, 7 de julio de 2017

Unos dan asco, otros “asquito”.

La que protagonizaron ayer los líderes de los diferentes partidos parlamentarios, es para enmarcar. Tras la reunión entre, Rajoy y Sánchez, el portavoz del gobierno nos dice “que están de acuerdo en lo sustancial, que los dos tienen en la Constitución el referente, y la garantía de nuestro Estado de Derecho”. Algo que suena muy bien, pero que escarbando un poco, nos damos cuenta de que son palabras vacías.

Ambos están contra el referendum ilegal de Cataluña, como no podía ser de otra manera, pero ojo al dato, el PSOE está en contra de cualquier medida coercitiva que se pudiese tomar contra los golpistas catalanes, y por supuesto, de Art. 155 nada de nada, y además le pide a Rajoy que dialogue con quienes ni aceptan cumplir las leyes, ni por supuesto, quieren dialogar, este PSOE y su actual líder, dan auténtico asco. Y es curioso, porque Felipe González, lo dijo muy clarito, “tan constitucionales son las autonomías como el Art. 155”.

Otro que se ha posicionado por la no aplicación del Art. 155, ha sido Rivera, el líder de Ciudadanos, un partido que se creó para combatir a los nacionalistas, y que tras saborear los sillones, los privilegios, y la moqueta, han abandonado su esencia y han traicionado a sus votantes. Rivera y su partido dan verdadero asquito.

Por su parte, Podemos, en relación al golpe de Estado catalán, siempre arrimando el ascua a la sardina de la causa sediciosa, estos están instalados permanentemente en el vómito antiespañol.

Cuando se produce un Golpe de Estado, en el caso catalán, en diferido, solo hay dos posibilidades, o ganan los golpistas o la Nación los aplasta, o se cumple la ley, o no se cumple. Que dejen de contarnos historias.


La única salida de Mariano Rajoy y su gobierno, es que de manera unilateral, ya que nadie le va a apoyar, acabe con la rebelión utilizando todos los instrumentos que pone a su disposición el Estado de Derecho, y si se le rebelan los partidos “traidores a su nación”, lo debe de tener muy claro, convocar elecciones. Es de suponer, que tras hacer lo que debe, los españoles se lo agradecerían en las urnas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario